domingo, 25 de noviembre de 2007

El día en que me teletransporté

Sabado 24 de Noviembre

Ya sin exámenes de estadística por dar el único motivo para levantarse temprano era ver fútbol inglés, que rico despertarse viendo al Liverpool, lamentablemente no me desperté tan temprano y solo vi al Manchester United, si "sólo" al Manchester. Y perdió. Bien hecho. Bueno el día pintaba, partido Gardenias a las 4, almuerzito pintón en villa después del partido y posteriormente tono también en villa. Las estrellas se habían alineado para que todo sea en villa, no podía salir mal.

Gardenias vs Real Club a las 4 pm. 3:50 y no había llegado el Real, nosotros éramos 10 y estábamos hueviando ya para firmar el walk over, no habíamos ni calentado obviamente y algunos estaban hasta sin chimpunes. De pronto llega el Real y nos hicieron la jugada, porque ya estabamos dispuestos a no jugar y tuvimos que. Igual les ganamos 2-1 un partido de puro trámite con pocas emociones donde metí mas patada y no me sacaron amarilla. Así fue nuestro último partido de Interclubes y sólo nos queda esperar un milagro para campeonar. Terminado el partido el reto era llegar a villa. Estaba en Conchán como carajo llego a villa ahora. Increíblemente después de muchas ausencias Danielito Vega fue a jugar y justo el se iba por villa. Todo encaja, el dia queria salir bien, las cartas astrales estaban a mi favor. Me jaló desde la cancha hasta la casa de Marines en un Toyota que tiene todos los años por lo que se apagó 4 veces en el camino.

Llegué al almuerzito y me encontré con un amigo comiendo pasas (?), su dieta sao. Fui de frente a la barra y como venía de jugar fútbol pedí un whisky con Gatorade, antes, durante y después. Extrañamente la gente no estaba borracha no entendía el por qué de la situación así que decidí empezar el cambio y el cambio empieza en uno mismo así que le metí y nunca paré hasta que mi sangre tuvo los niveles de alcohol necesarios como para hacer webada y media. El almuerzo estaba plagado de hermosas féminas, era genial eso y no se por qué varias me conocían pero yo no se quien carajo eran, no es que me queje, cuando quieran las conozco mejor. Pasaban las horas y llegó el momento del traslado, de almuerzo a tono. Decidimos utilizar la técnica de la teletransportación. En un momento estaba en el almuerzo de Marinés, cerré los ojos, los abrí, y aparecí en la pista de baile de Marisol bailando con Lara.

Acá no tengo idea que hora era ni nada, para mi el tiempo se había detenido y todo era juerga. Chelas y bailes después llegó el epitafio del tono donde me comí por lo menos 13 butifarras, 7 panes con carne y una flauta. Esta flauta me fue muy dificil comerla pues era realmente grande, después de media hora todavía no lograba acabarmela y lamentablemente no pude. Que rabia no se por que dejé de comerla. Las horas pasaban y la gente desapareció del tono y quedamos poquitos adentro sintiendo la mirada juzgadora de la tía Zornoza que ya quería que todos estos borrachos se fueran de su casa, salimos y había una multitud esperando taxi. Salir de villa, que problemón. El taxi nos quería cobrar un culo de plata no se como se solucionó eso yo pagué mi cuota y me dirigí a mi casa. A dormir. Fin.

PD:(censurado por Mariale)

1 comentario:

santiago dijo...

me teletransporte....mucho heroes pupi